Mi hijo y su enfermedad son parte de mi vida

Me alegro de tener un alcohólico en mi vida. Mi hijo es el alcohólico. Sé que él es una persona buena y amable, una persona amorosa y alguien que me ha dado una gran felicidad y alegría.

Durante muchos años evadí su enfermedad, inventé excusas por ésta, le ayudé a evadir los efectos de la misma y me negué a hablar sobre la posibilidad de que él era alcohólico; pero, al pasar el tiempo, ya no podía evadir la evidencia. Ahora sé que si voy a aceptar a mi hijo, también tengo que aceptar su enfermedad. Tanto él como su enfermedad serán una parte de mi vida para siempre. Esta es mi elección, y elijo amar a un alcohólico. He encontrado una nueva familia en Al‑Anon. He encontrado la esperanza, lo cual no creía que fuera posible. Al‑Anon me ha dado un sentido de conexión que nunca me hubiera imaginado; el mismo me permite entrar a un salón, en una ciudad extraña, ser bienvenido y estar entre amigos. Estoy aprendiendo acerca de las opciones que puedo escoger para mí y de cómo apartarme de las opciones que otras personas escogen para ellas.

Estoy aprendiendo que una forma en la que puedo hacer que mi vida sea mejor es compartiendo lo que he aprendido acerca de la enfermedad del alcoholismo y compartiendo la esperanza con aquellos que han sido afectados por éste. Por medio de Al‑Anon, cuento con instrumentos para vivir mi vida y para identificarme con los demás de una mejor manera que en el pasado.

Mediante esos instrumentos, cuento con relaciones más fuertes y más saludables con mis compañeros de trabajo, mis amigos y mi familia. Estoy aprendiendo a ser más sincero conmigo mismo y con los demás. Estoy aprendiendo a estar presente en mis relaciones y a ser responsable de mí mismo. He llegado a obtener una comprensión más profunda de la oración y de mi Poder Superior. He llegado a darme cuenta de que soy capaz de adquirir fortaleza y crecimiento, lo cual de otra manera no lo hubiera sabido. Ahora puedo admirar mis propios logros. Soy una persona más fuerte y mejor gracias a los efectos que el alcoholismo ha tenido en mi familia.

Me alegro de tener un alcohólico en mi vida porque se me ha dado un sendero hacia una vida mejor.

Bill L., Georgia
The Forum, junio de 2014
© Al-Anon Family Group Headquarters, Inc. 2014. Todos los derechos son reservados.