Al-Anon se enfrenta al alcoholismo

La revista Al‑Anon se enfrenta al alcoholismo está diseñada para presentarles a parientes y amigos preocupados por la bebida de alguien más a los Grupos de Familia Al‑Anon y el concepto de alcoholismo o bebida problema como una enfermedad que afecta a todos en la familia.

Ed Hughes, MPS, LICDC
Portsmouth, Ohio

Al trabajar con los familiares de personas alcohólicas, imparto educación sobre el alcoholismo como enfermedad, la forma en que progresa la enfermedad, el proceso de tocar fondo, el impacto de la enfermedad en la familia y la forma en que alguien puede recuperarse.

Finalmente llega ese momento en el que un miembro de la familia trata de cambiar la forma en que reacciona ante el comportamiento de la persona alcohólica, sólo para darse cuenta de que este cambio es mucho más difícil de lo que se esperaba.

La madre de un alcohólico dijo que había decidido decirle que «no» a su hijo la próxima vez que él le pidiera dinero. Cuando su hijo le hizo la petición, ella se sorprendió de haberle dicho que «sí». Dijo que estaba consciente de que su «ayuda» realmente le causaba daño a él; que el dinero se gastaría en alcohol; que la promesa que ella lo obligó a hacerle de que «no volverá a pasar», no se iba a cumplir; y que ella se iba a sentir muy mal después. A pesar de saber todo eso, siempre le dio el dinero.

Esa fue mi oportunidad para darle a conocer una palabra que ella pensaba que se relacionaba solo con el alcohólico: incapacidad. Le dije que ella era incapaz de decir que «no». Ella me respondió con una pregunta: «Si soy incapaz, entonces, ¿cómo voy a hacer para decir que “no” y dejar de propiciar?» Yo le contesté: «Para eso es que está Al‑Anon: para ayudarles a hacer lo correcto a usted y a su hijo».

En mis treinta y dos años de prestar servicios de orientación, he visto a miembros de la familia ir a Al‑Anon para encontrar ayuda para sus familiares adictos, pero en lugar de eso encuentran ayuda para ellos mismos.

El alcoholismo se desarrolla en un ambiente de secretismo y vergüenza. Al‑Anon es una influencia poderosa para que los familiares rompan el silencio que rodea a su familia, mientras que rompen el ciclo de vergüenza que fomenta la incomprensión y la renuencia a buscar ayuda.

Para algunos miembros de la familia, el estar en recuperación ha comenzado cambios que cambiaron radicalmente el papel que estaban desempeñando en la perpetuación de la enfermedad del alcoholismo de su ser querido, generando así motivación para que la persona alcohólica se recupere. Otros miembros de la familia encontraron un sendero hacia la felicidad, la paz y la serenidad, a pesar de la bebida continua de su ser querido.

Como profesional en el tratamiento, me doy cuenta de que cada persona en recuperación lleva la esperanza y el potencial de ayudar a muchas otras.
El poder de la recuperación de los miembros de Al‑Anon que comparten sus historias con un recién llegado es muy superior a cualquier poder que alguna vez haya presenciado yo en un entorno de tratamiento profesional.

Elizabeth Corsale, Terapeuta de Pareja y de Familia
San Francisco, California

Las parejas y los miembros de la familia de personas alcohólicas suelen preguntar: «¿Por qué tengo que ir a una reunión? ¡Este no es mi problema!» Sin embargo, rápidamente comienzan a darse cuenta de lo mucho que el problema del alcoholismo en realidad es también su problema y lo mucho que ha impactado sus vidas.

He descubierto que Al‑Anon puede ser un excelente complemento de la psicoterapia. En Al‑Anon mis pacientes pueden encontrar apoyo y la perspectiva de personas que también sufren las consecuencias de las adicciones.

Al‑Anon es un programa inmensamente útil para recordarles a los miembros de la familia que ellos no pueden controlarlo todo, a pesar de lo mucho que lo intenten. Los Grupos de Familia Al‑Anon apoyan el proceso de ayudar a las personas a enfocarse en sí mismas y en su propia vida.

Luchando con el elefante en la habitación —alcoholismo

Al-Anon se enfrenta al alcoholismo 2013 entrevistó a Alexa Smith, orientadora en dependencia química y cofundadora de Serenity Renewal for Families en Ottawa, Ontario, Canadá.

Joe Herzanek,
Orientador en Adicciones y autor
Boulder, Colorado

El alcoholismo es devastador para todos los miembros de la familia. Puede ser que miembros de la familia hayan visto a alguien que aman convertirse en un extraño. Ellos se preguntan: «¿Cómo sucedió? ¿Por qué no lo vimos antes? ¿Tenemos de alguna manera la culpa? ¿De qué manera podemos hacer que se detenga? ¿Qué pasará si no podemos hacer que se detenga? ¿Por qué esa persona no nos escucha? ¿No puede ver lo que le está sucediendo?» La lista es larga.

A partir de las experiencias compartidas por miembros de Al‑Anon en las reuniones y en publicaciones de Al‑Anon, la familia se entera de que el alcoholismo no es su culpa. Con ese entendimiento, se elimina un poco de presión. Al asistir a las reuniones de Al‑Anon, mis clientes adquieren claridad y tranquilidad, con lo cual pueden actuar de manera positiva.

Al‑Anon complementa y refuerza la información que les doy a mis clientes sobre el alcoholismo como enfermedad. Mis clientes adquieren ánimo al asistir a las reuniones de Al‑Anon, y eso es algo demasiado importante.

Hacer lo que es mejor (que a veces significa no hacer nada, pero permitiendo que se presenten consecuencias) es a menudo extremadamente difícil. Los miembros de Al‑Anon ayudan y desempeñan un papel especial porque sus puntos de vista son similares y comparten experiencias comunes como resultado de vivir con un alcohólico.

De los clientes que tengo, los que asisten a reuniones de Al‑Anon llegan a entender que pueden tener paz a pesar de las alternativas poco viables que sus seres queridos escojan. Los miembros de la familia aprenden que la recuperación es un proceso que toma tiempo, pero se dan cuenta de que no están solos y de que hay ayuda disponible en el programa de Al‑Anon.

Dr. David C. McMillian, LPC, LMFT
Terapia Matrimonial y Familiar, Orientación
Shreveport, Luisiana

Las personas que asisten a Al‑Anon han reportado una mejoría significativa en su bienestar, en el funcionamiento diario y en la salud en general. Pueden encontrar un cierto grado de comprensión y aceptación que probablemente no encontrarán en ninguna otra parte.

Beverly A. Buncher, MA, CCA, LTPC
Asesora de Recuperación de la Familia
Pompano Beach, Florida

Como asesora de recuperación de la familia, pongo mucha atención cuando escucho a clientes hablar sobre lo tanto que les molesta la bebida de otra persona.