Michael Yeager, B.A., LCDC, CAS
Houston, Texas

 

Les recomiendo asistir a Al‑Anon a los clientes que son miembros de la familia de personas alcohólicas. La participación en Al-Anon apoya el «trabajo» que realizan los miembros de la familia mientras están en terapia. Al-Anon también actúa como un programa eficaz de cuidados posteriores.

Al-Anon les ofrece a estas personas la oportunidad de ponerle fin al aislamiento al que ellas mismas se han sometido, el cual han asumido al vivir en un entorno familiar de adicción. Los miembros de Al-Anon se apoyan entre sí mediante muchas experiencias que cambian la vida. Las pláticas en las reuniones ayudan a los miembros a descubrir opciones y a la vez ellos pueden sentirse capaces de ser libres, flexibles y animados.

 Veo claramente que mis clientes se benefician de su participación en Al‑Anon al:

  • Desarrollar y mejorar su fortaleza interior y su autoestima.
  • Sentir sus sentimientos.
  • Reconstruir y asumir la responsabilidad de sus vidas.
  • Establecer límites saludables.

La terapia ofrece un entorno seguro para que los miembros de la familia lleguen al fondo de sus problemas de conducta y de creencias, los cuales son limitadores. La misma está disponible de vez en cuando, cuando las cosas se ponen difíciles. Sin embargo, Al-Anon actúa como hermandad que brinda apoyo para un mayor crecimiento y desarrollo para vivir a lo largo de toda la vida.

Una entrevista con Cynthia Moreno-Tuohy, BSW, NCACII, SAP, Directora Ejecutiva, NAADAC, Asociación de Profesionales en Adicciones, Alexandria, Virginia

Esta entrevista es una adaptación de la serie de audio-podcasts: First Steps to Al‑Anon Recovery, de Al-Anon Family Group Headquarters, Inc.

 


Pregunta: ¿Por qué es importante que los miembros de la familia del alcohólico reciban ayuda?

Respuesta: La familia tiene que lograr estar más saludable, ya sea que el alcohólico esté recibiendo tratamiento o se mantenga sobrio, o no. Sin embargo, cuando los miembros de la familia reciben ayuda e información, son capaces de proporcionar un sistema de apoyo y de ayudar a construir una red de seguridad en el hogar para ellos y para sus hijos. Cada uno de los miembros de la familia necesita sentir que tiene apoyo.

Parte de nuestros protocolos como profesionales en adicciones es examinar lo que está sucediendo con la familia. No queremos olvidar a la familia. La familia tiene que participar en una noche de información para la familia o en un programa de tratamiento de la familia, si está disponible en el centro de tratamiento. Allí también se habla de Al-Anon.

Si el alcohólico está o ha estado en tratamiento, la familia tiene que entender que el tratamiento controla la adicción, pero no la cura. La recuperación es un proceso diario continuo para los alcohólicos y sus familiares.

 

Pregunta: Los recién llegados a Al-Anon frecuentemente quieren saber cuál es la causa del alcoholismo. Quieren determinar cómo, cuándo, dónde y por qué su ser querido adquirió el problema de la bebida.

Respuesta: Hoy día sabemos que el trastorno del alcohol o de la adicción a las drogas es genético y que vamos a tener adicciones intergeneracionales dentro de las familias. También sabemos que el alcoholismo tiene sus raíces en causas ambientales tales como las conductas inadecuadas, la mala crianza de los hijos y las pocas habilidades de comunicación dentro de una familia por más de una generación o de múltiples generaciones. Así, un trastorno por consumo de alcohol puede ser a la vez una combinación de la naturaleza (genética) y la crianza (ambiental, psicológica, social o cultural).

Es posible tanto para el bebedor como para la familia recuperarse del trauma y de los patrones negativos que han experimentado. Consecuentemente, el cambio empieza dentro del sistema de la familia, y eso es lo que queremos ver. Queremos que las personas y las familias se vuelvan más saludables.

 

Pregunta: ¿Usted recomienda que los orientadores y terapeutas remitan los miembros de la familia a Al-Anon?

Respuesta: Por supuesto. El primer paso que debe dar la familia es entender que no tienen poder sobre el alcoholismo del bebedor. Ellos necesitan aprender qué asuntos y acciones pueden y no pueden tocar.

 

Pregunta: ¿De qué manera los miembros de la familia se benefician al asistir a Al-Anon?

Respuesta: Cuando la familia o alguien cercano a la persona que bebe van a Al-Anon, primero tienen que enfocarse en sí mismos. Luego, pueden empezar a aprender algunas de las habilidades y mejores maneras de acercarse al miembro alcohólico de la familia. La familia se vuelve más saludable y obtiene el apoyo que necesita al asistir a Al-Anon.

Thursday, 13 August 2015 00:00

Alateen brinda apoyo, es seguro y estable

Gail Barker, LCPC

Orientadora escolar
Idaho

Hoy tuvimos nuestra reunión de grupo de Alateen, y tengo que decirles que me siento muy agradecida por Alateen. Este programa ha producido un cambio increíble en la vida de estos estudiantes. Muchos de ellos compartieron sobre la forma en que ahora se están llevando mejor con sus familiares ―tanto con los miembros de la familia que beben como con los que no beben―. Muchas veces escucho decir que este es el lugar seguro que ellos tienen en su vida, para poder compartir todo lo que tienen en la mente, donde los demás no los juzgarán, no comentarán, ni se enojarán.

Es asombroso ver la transformación de estos estudiantes. Los veo pasar de adolescentes abatidos, enojados y desesperanzados ―tratando de lidiar con el alcoholismo en la familia― a sentir y encontrar poco a poco paz, esperanza y fortaleza de los demás, a amarse el uno al otro y a ser felices. Eso me encanta. Les da a ellos la seguridad y la esperanza que una orientadora no les puede transmitir. Es un proceso de grupo y un proceso inspirado, y tener esta oportunidad en la escuela es increíble, ya que en su mayor parte estos muchachos no podrían llegar a una reunión nocturna en la comunidad. La vida en sus hogares con sus familiares alcohólicos es tal que no podrían obtener transporte en la noche ni sentirse libres de hacerlo.

Alateen les brinda apoyo, es seguro y estable. Los muchachos de familias alcohólicas no conocen la estabilidad, pero en Alateen aprenden a confiar. Alateen influye en su perspectiva, en su autoestima, en sus calificaciones escolares, en sus relaciones con amigos y familiares, en su confianza, en su capacidad para mostrar preocupación por los demás, en su paciencia, en su tranquilidad ―en tantas cosas que probablemente no puedan obtener en ningún otro lugar―.

Los estudiantes preguntan si Alateen estará en su próxima escuela cuando se mudan a otro lugar o cuando van a la secundaria. Eso es una red de seguridad para ellos. Ellos cuentan con la misma, y me siento muy agradecida de que hayamos podido lograr que Alateen esté en tantas otras escuelas.

Aprecio mucho a los Padrinos de Grupo de Alateen que están fielmente aquí todas las semanas. Los miembros de Alateen los aman. Siento una enorme gratitud por el programa de Alateen. Conozco sin duda los cambios que el programa ha realizado en la vida de estos muchachos ―cambios e instrumentos que permanecerán con ellos e influirán en su vida entera―.

Ed Hughes, MPS, LICDC
Portsmouth, Ohio

Al trabajar con los familiares de personas alcohólicas, imparto educación sobre el alcoholismo como enfermedad, la forma en que progresa la enfermedad, el proceso de tocar fondo, el impacto de la enfermedad en la familia y la forma en que alguien puede recuperarse.

Finalmente llega ese momento en el que un miembro de la familia trata de cambiar la forma en que reacciona ante el comportamiento de la persona alcohólica, sólo para darse cuenta de que este cambio es mucho más difícil de lo que se esperaba.

La madre de un alcohólico dijo que había decidido decirle que «no» a su hijo la próxima vez que él le pidiera dinero. Cuando su hijo le hizo la petición, ella se sorprendió de haberle dicho que «sí». Dijo que estaba consciente de que su «ayuda» realmente le causaba daño a él; que el dinero se gastaría en alcohol; que la promesa que ella lo obligó a hacerle de que «no volverá a pasar», no se iba a cumplir; y que ella se iba a sentir muy mal después. A pesar de saber todo eso, siempre le dio el dinero.

Esa fue mi oportunidad para darle a conocer una palabra que ella pensaba que se relacionaba solo con el alcohólico: incapacidad. Le dije que ella era incapaz de decir que «no». Ella me respondió con una pregunta: «Si soy incapaz, entonces, ¿cómo voy a hacer para decir que “no” y dejar de propiciar?» Yo le contesté: «Para eso es que está Al‑Anon: para ayudarles a hacer lo correcto a usted y a su hijo».

En mis treinta y dos años de prestar servicios de orientación, he visto a miembros de la familia ir a Al‑Anon para encontrar ayuda para sus familiares adictos, pero en lugar de eso encuentran ayuda para ellos mismos.

El alcoholismo se desarrolla en un ambiente de secretismo y vergüenza. Al‑Anon es una influencia poderosa para que los familiares rompan el silencio que rodea a su familia, mientras que rompen el ciclo de vergüenza que fomenta la incomprensión y la renuencia a buscar ayuda.

Para algunos miembros de la familia, el estar en recuperación ha comenzado cambios que cambiaron radicalmente el papel que estaban desempeñando en la perpetuación de la enfermedad del alcoholismo de su ser querido, generando así motivación para que la persona alcohólica se recupere. Otros miembros de la familia encontraron un sendero hacia la felicidad, la paz y la serenidad, a pesar de la bebida continua de su ser querido.

Como profesional en el tratamiento, me doy cuenta de que cada persona en recuperación lleva la esperanza y el potencial de ayudar a muchas otras.
El poder de la recuperación de los miembros de Al‑Anon que comparten sus historias con un recién llegado es muy superior a cualquier poder que alguna vez haya presenciado yo en un entorno de tratamiento profesional.

Joe Herzanek,
Orientador en Adicciones y autor
Boulder, Colorado

El alcoholismo es devastador para todos los miembros de la familia. Puede ser que miembros de la familia hayan visto a alguien que aman convertirse en un extraño. Ellos se preguntan: «¿Cómo sucedió? ¿Por qué no lo vimos antes? ¿Tenemos de alguna manera la culpa? ¿De qué manera podemos hacer que se detenga? ¿Qué pasará si no podemos hacer que se detenga? ¿Por qué esa persona no nos escucha? ¿No puede ver lo que le está sucediendo?» La lista es larga.

A partir de las experiencias compartidas por miembros de Al‑Anon en las reuniones y en publicaciones de Al‑Anon, la familia se entera de que el alcoholismo no es su culpa. Con ese entendimiento, se elimina un poco de presión. Al asistir a las reuniones de Al‑Anon, mis clientes adquieren claridad y tranquilidad, con lo cual pueden actuar de manera positiva.

Al‑Anon complementa y refuerza la información que les doy a mis clientes sobre el alcoholismo como enfermedad. Mis clientes adquieren ánimo al asistir a las reuniones de Al‑Anon, y eso es algo demasiado importante.

Hacer lo que es mejor (que a veces significa no hacer nada, pero permitiendo que se presenten consecuencias) es a menudo extremadamente difícil. Los miembros de Al‑Anon ayudan y desempeñan un papel especial porque sus puntos de vista son similares y comparten experiencias comunes como resultado de vivir con un alcohólico.

De los clientes que tengo, los que asisten a reuniones de Al‑Anon llegan a entender que pueden tener paz a pesar de las alternativas poco viables que sus seres queridos escojan. Los miembros de la familia aprenden que la recuperación es un proceso que toma tiempo, pero se dan cuenta de que no están solos y de que hay ayuda disponible en el programa de Al‑Anon.

Elizabeth Corsale, Terapeuta de Pareja y de Familia
San Francisco, California

Las parejas y los miembros de la familia de personas alcohólicas suelen preguntar: «¿Por qué tengo que ir a una reunión? ¡Este no es mi problema!» Sin embargo, rápidamente comienzan a darse cuenta de lo mucho que el problema del alcoholismo en realidad es también su problema y lo mucho que ha impactado sus vidas.

He descubierto que Al‑Anon puede ser un excelente complemento de la psicoterapia. En Al‑Anon mis pacientes pueden encontrar apoyo y la perspectiva de personas que también sufren las consecuencias de las adicciones.

Al‑Anon es un programa inmensamente útil para recordarles a los miembros de la familia que ellos no pueden controlarlo todo, a pesar de lo mucho que lo intenten. Los Grupos de Familia Al‑Anon apoyan el proceso de ayudar a las personas a enfocarse en sí mismas y en su propia vida.

La información siguiente está en formato de documento portátil (PDF – sigla en inglés) y puede ser que no se cargue debidamente. Usted puede abrir el documento en pantalla completa en el buscador de Internet que utiliza o descargar gratuitamente el lector de PDF Adobe.

Published in Espanol-PDF Files
Saturday, 04 February 2012 00:00

Al-Anon se enfrenta al alcoholismo

Al-Anon se enfrenta al alcoholismo es la revista anual de divulgación pública de Grupos de Familia Al-Anon. Los miembros de Al-Anon la distribuyen ampliamente en todas sus comunidades, donde la gente que necesita del programa puede encontrarlo y enterarse de cómo Al-Anon les podría ayudar.

Terapeutas, consejeros en adicciones y otros profesionales la comparten con sus pacientes y clientes para alentarlos a que vayan a una reunión de Al-Anon.

 

Spanish cover

Leer en línea Al-Anon se enfrenta al alcoholismo 2016

Los artículos siguientes fueron escritos por profesionales y publicados en Al-Anon se enfrenta al alcoholismo 2016.

 

Published in Enlaces profesionales