Para abuelos
Para abuelos

Cuando sus hijos adultos tienen problemas con el alcohol, es natural que se preocupe también por sus nietos. Un creciente número de abuelos están encontrando el apoyo y la comprensión de sus problemas en reuniones de Al‑Anon.

 

“Lo único que realmente aprendí fue a no sentir lástima por el alcohólico”.


Pasaba la mayor parte del tiempo pensando y preocupándome por mi hijo. ¿Qué estaría haciendo ahora? No podía dormir bien, pues siempre estaba a la espera de escucharlo llegar a casa sano y salvo. Cuando se mudó, había resentimientos; sin embargo, siempre pensaba en él, lloraba y saltaba cada vez que llamaba.