Al-Anon ayuda a los miembros a superar sus temores
Los familiares y amigos de los alcohólicos pueden encontrar esperanza y ayuda en Al-Anon y Alateen

Las personas que conviven con el alcoholismo a menudo viven en el temor: el temor al maltrato, el temor a confiar en los demás. Los Grupos de Familia Al-Anon (que incluye a Alateen para los miembros más jóvenes) son una fuente de comprensión, ayuda y esperanza para los familiares y amigos de los alcohólicos. La siguiente historia, publicada inicialmente en la revista mensual de Al-Anon, "The Forum ", ilustra alguna de las formas en que se pueden manifestar esos temores.

La tendencia de aislamiento comenzó en mi infancia, cuando los maltratos a los que me sometía   mi madre se convirtieron en una fuente de tristeza y vergüenza para mí. Yo trataba de contrarrestar esta situación portándome bien y escondiendo mis sentimientos en mi interior. Años más tarde, mientras sufría a causa del alcoholismo de mi hijo, volví a encerrarme en mí misma nuevamente. Cuando el dolor se hizo insoportable, decidí recurrir a Al-Anon.

Me daba mucho miedo entrar en un local lleno de desconocidos, por lo que me cubrí el rostro con mi máscara de "todo está bien". Entonces los miembros comenzaron a compartir sus historias. Las palabras de cada uno de ellos estaban impregnadas de tal profundidad que comencé a sentirme con esperanzas. Pensé que yo también podía dejar de pretender que todo andaba bien y que quizás alguien llegaría a entenderme.

Al continuar asistiendo a las reuniones, me tuve que enfrentar a mi vieja costumbre de autocompadecerme que me mantenía encerrada en mi tristeza. Resultaba bastante difícil sentirme sola y sentir pena por mí misma cuando me encontraba rodeada de personas cuyas experiencias eran iguales e incluso peores que las mías.

Cuando era pequeña, a veces me culpaba por el comportamiento iracundo de mi madre. Más tarde también me sentí culpable por el alcoholismo de mi hijo. Al-Anon me enseñó que yo no causé la enfermedad y que tampoco puedo controlarla ni curarla. Lo único que puedo cambiar, según aprendí, es mi respuesta ante las situaciones. Al aprender poco a poco a desprenderme de los sentimientos de culpabilidad, experimenté una nueva sensación de paz y libertad.

En ocasiones, aun recaigo en el aislamiento, pero ahora tengo otras opciones. Puedo permanecer en la oscuridad, en un lugar solitario, si es eso lo que escojo. O puedo continuar utilizando el programa, caminado hacia la luz purificadora de las relaciones estrechas con mis compañeros de camino en este viaje que llamamos vida
.


--Kathy S.
(Los miembros de Al-Anon guardan el anonimato en las publicaciones)

La relación de los miembros de Al-Anon, como Kathy, con personas alcohólicas puede ser diversa: pueden ser hijos, padres, esposos, pareja, familiares y amigos de los bebedores con problemas. Sin importar cual sea su relación, todos son bienvenidos en más de las 26.000 reuniones de Al-Anon (que incluye a Alateen para los miembros mas jóvenes) que tienen lugar en mas de 131 países. Para información sobre las reuniones en su localidad, busque en el directorio telefónico la palabra "Al-Anon" o llame la línea gratuita de las reuniones en EE. UU. y Canadá, 1-888-4-AL-ANON (1-888-425-2666) de lunes a viernes, de 8 a.m. a 6 p.m., hora del Este. Para más información y para obtener los listados de los sitios Internet en su localidad, visite el sitio de Al-Anon y Alateen, www.al-anon.alateen.org.


# # #

Declaración de Privacidad