Ayudando a los jóvenes a sobrellevar a los alcohólicos

El alcoholismo es un problema mundial que afecta tanto al bebedor como a las personas que se relacionan con él.

Existen más de 18 millones de alcohólicos únicamente en los EE. UU. y Canadá, muchos de ellos tienen hijos afectados por el problema de alcoholismo de sus padres. A veces, estos jóvenes no tienen dónde dirigirse para buscar ayuda.

Y es aquí donde entra en acción Alateen. Alateen es la hermanad para los jóvenes parientes y amigos de los alcohólicos, que se reúnen para compartir sus dificultades, brindarse apoyo y aprender cómo resolver sus problemas. A menudo, estos jóvenes llegan a Alateen por recomendación de amigos, vecinos, consejeros escolares o guías espirituales preocupados por su bienestar.

Alateen forma parte de los Grupos de Familia Al-Anon, que ayuda a aquellas personas cuyas vidas han sido afectadas por el alcoholismo de otra persona. Los miembros de Alateen aprenden que beber compulsivamente es una enfermedad, una enfermedad incurable que ellos no causaron, que no pueden curar y que tampoco pueden controlar.

Una de las lecciones más importantes de Alateen es el desprendimiento emocional de los problemas del alcohólico mientras se continúa queriendo a esa persona. Al igual que Al-Anon, Alateen se basa en los Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos, que los miembros estudian y aplican a sus propias actitudes y relaciones con los demás. Esto les ayuda a desarrollar sólidas capacidades para enfrentarse a los problemas con madurez y de manera realista.

Los miembros de Alateen se reúnen en las iglesias, escuelas u otros lugares seguros, a menudo en el mismo inmueble donde se reúne Al-Anon, pero en una sala diferente. Lo que se dice en las reuniones y quiénes asisten a ellas es estrictamente confidencial.

Teniendo al anonimato como la palabra clave, los miembros de Alateen comparten sus experiencias, fortaleza y esperanzas.

"Antes siempre me enfadaba por todo. Y esto me hacía sentir como si estuviera loco," nos comenta uno de los miembros de Alateen.

"Me entraban ganas de agarrar a alguien y caerle a golpes por todas partes. Entonces una persona que asiste a las reuniones de Alateen me sugirió que buscásemos una manera más segura de expresar nuestra ira".

"Yo ni sabía que existía una manera segura de expresar la ira. Esta persona me sugirió que cuando realmente me sitiera enfadado con alguien, intentara escribir su nombre en la suela de mi zapato y así podría pasarme todo el día pisoteándolo. ¡Y esto funcionó!"

El programa de Alateen ha dado resultados para miles de jóvenes que se reúnen en más de 2.300 grupos en todo el mundo. Llame al 888-425-2666 en EE. UU. y Canadá para obtener información sobre las reuniones o busque en el directorio telefónico de su localidad. Visite el sitio Internet de Al-Anon y Alateen <www.al-anon.alateen.org>.

 


# # #

Declaración de Privacidad